esencia

Dicen que el camino más largo es hacia el interior: dura toda la vida. Y que solamente podemos cambiar el mundo si cambiamos por dentro. En realidad, creemos que nos transformamos y lo que hacemos es encontrarnos con nuestra propia esencia. Porque la única tarea del ser humano es SER humano y el propósito de la vida consiste en VIVIR: te invito a ser TÚ, tu ser auténtico.

Páginas

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Cuarto sector

El motor del cambio de era

Escucho una interesante teoría que habla de que ya existe el cuarto sector:  
  • Primero fueron los gobiernos y organismos internacionales
  • Después se crearon empresas y organizaciones privadas
  • Posteriormente aparecieron las ONG. Que por cierto, crean mucha controversia; a veces se habla de corrupción, de asuntos oscuros, de niños apadrinados que en realidad no existen, de que no todo es tan bonito como parece... y sí, esa realidad existe. Otra cuestión es: ¿cómo sería el mundo sin ellas? basta con conocer la realidad de algunos campos de refugiados o zonas de conflictos olvidados para darse cuenta de que, de no ser por las organizaciones para el desarrollo, el planeta estaría hoy todavía peor de cómo anda. 
  • Por último asistimos a la creación de algo nuevo: el cuarto sector, formado por seres humanos individuales que han realizado un profundo trabajo interior, a menudo también espiritual, y que una vez hecha su tarea personal crean redes y se unen para construir algo mejor. Supongo que es también el mundo de los emprendedores sociales.
Dicen las últimas teorías sociológicas que en realidad, los grandes cambios los generan unos pocos. En cada momento histórico, una minoría de seres humanos que son capaces de ver más allá provocan avances a los que se suma años después el resto de la población. ¿Serán el motor del cambio actual los integrantes de este denominado cuarto sector?

2 comentarios:

Susana dijo...

No sé si los emprendedores sociales van a cambiar el mundo, lo cierto es que estamos ante un tsunami mundial que está provocando que se tambalen los cimientos que, hasta este momento, habían sustentado: la política, la educación, los medios de comunicación, los valores, los ideales, los sueños...¿somos nosotros los integrantes de este cuarto sector?...

María dijo...

Gracias, Susana, desde luego, sí, todo cambia y esta teoría del cuarto sector me parece, cuanto menos, interesante.