esencia

Dicen que el camino más largo es hacia el interior: dura toda la vida. Y que solamente podemos cambiar el mundo si cambiamos por dentro. En realidad, creemos que nos transformamos y lo que hacemos es encontrarnos con nuestra propia esencia. Porque la única tarea del ser humano es SER humano y el propósito de la vida consiste en VIVIR: te invito a ser TÚ, tu ser auténtico.

Páginas

miércoles, 2 de noviembre de 2011

El poder de curarse a sí mismo


El Dr. Mario Alonso Puig, en el VII Congreso ANIS

Asisto en Granada al VII Congreso de Periodismo Sanitario (#7cnps) organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud. Felicito a los responsables del evento, soy consciente del esfuerzo realizado y, aunque todo es siempre mejorable, vuelvo satisfecha del viaje. Celebro además la presencia del Dr. Mario Alonso Puig, que imparte un taller sobre el poder de la comunicación en la salud. Por fin una visión holística que tiene en cuenta las emociones y la espiritualidad además del proceso físico de la enfermedad.

Alonso Puig rescata la idea de la capacidad de autocuración del organismo, proveniente de los griegos y que tan bien conocen los y las profesionales que trabajan en eso que hemos dado en llamar "salud integral" (entendida como una visión integral del ser humano que incluye su cuerpo, su mente, sus emociones). El organismo puede curarse a sí mismo y también puede bloquear el proceso reparador. El doctor asegura que la salud no solo es ausencia de enfermedad, sino también el bienestar emocional, psicológico y social y, de hecho, más de la mitad de las consultas médicas tienen una relación directa con el estado emocional del paciente. Emociones que pertenecen al inconsciente.

Denuncia que pasó los 6 años de carrera de Medicina sin hablar de la relación entre médico y paciente y recuerda lo distinto que es ser tratado como un caso que como ser humano. ¿Y qué impacto tiene la comunicación en la salud? Pues las palabras pueden crear salud o enfermedad, afirma este médico que explica también cuáles son las voces de nuestro diálogo interior: la desesperanza (haga lo que haga nada va a cambiar), el miedo (una sensación de vértigo) y el desprecio (sientes que no te lo mereces). La clave está en no permitirlas porque, cuando nos quedamos atrapados/as por conversaciones negativas, se pone en marcha un proceso destructivo que empieza por activar determinada zona cerebral y termina produciendo hasta cambios hormonales y alteraciones en la sangre, gases, obliga al corazón a trabajar más... el sistema inmunológico se ve afectado también por el estado emocional, al que afectan las conversaciones que, a su vez, mueven emociones. Después de esta explicación, queda claro el poder de la comunicación.

En definitiva, la actitud es determinante para el mantenimiento de la salud. Mario Alonso Puig nos da algunas soluciones frente a los desafíos: no adoptar el papel de víctima. "Recuerda quién eres de verdad y nunca subestimes lo que hay dentro de tí", dice; sólo se cae quien se atreve a caminar, nos caemos porque nos atrevemos a andar. Y por último, nos pide no renunciar a nuestra vocación de ayudar a los demás. Conócete a tí mismo, porque "no sólo curan las medicinas".Y cómo vemos el futuro afecta a nuestro presente.

Y en esta visión holística de la salud no podía faltar la espiritualidad. Hablando de salud, menciona la revelación, eso que ocurre cuando, de pronto, "lo ves". Eso que tú has descubierto y no lo que te han dicho. Eso que ocurre cuando uno despliega su sentido de la trascendencia. "Los que ven lo invisible pueden alcanzar lo imposible". Porque poder ver y no tener una visión es peor que estar ciego.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una visión muy competa, integral. Y es muchas veces la verdadera causa
de las llamadas enfermedades inclui- do el cáncer. Por eso soy tan opuesto a los tratamientos con radioterapia y quimioterapia que van contra los efectos (el tumor) y para colmo disminuyen la inmunidad

María dijo...

Gracias por tu aportación. Efectivamente, ya hay evidencias de que la enfermedad no es sólo física sino también emocional y energética. La física dice que somos energía además de materia y si no se tratan estos planos igual que el del cuerpo, poco hacemos para sanar.

Rubi dijo...

Gracias por el Artículo. Creo que es una tendencia que hasta desde la medicina tradicional se ve necesaria. Este viernes estuve en unas jornadas sobre el papel de la enfermería en la mejora de la salud en el Hospital San Carlos. Y había una línea que justamente lo que planteaba era poner la atención en aquellos aspectos positivos que ayudaban a la persona a salir, a no centrar la atención en la enfermedad si no en los aspectos de vida que la ayudaban a curarse. Desde el sistema Río Abierto esto es fundamental. Partimos del cuidado y auto cuidado y sobre todo de la escucha de todas las dimensiones del ser humano para poder desarrollar todo nuestro potencial, alimentando la vitalidad, la nutrición, la Vida.. Un concepto de salud: Consideramos que existe salud, cuando la energía fluye y hay libre expresión de la vida a través del cuerpo y sus canales energéticos. Cualquier alteración u obstrucción en la circulación de la energía física, psíquica o en la conciencia, implica un desequilibrio y pérdida de salud.

María dijo...

Ruby gracias por tu comentario, que es muy interesante. Llevo mucho tiempo siguiéndole la pista al sistema Río Abierto, que espero poder probar pronto, y desde luego estoy totalmente de acuerdo en ese concepto integral de la salud, incluido el aspecto energético, y en la idea de sanar desde lo positivo.